Capacidad relacional

En nuestra época interconectada (e hiperconectada) no hay tarea empresarial u organizativa cuyo éxito no dependa de la gestión de las relaciones humanas. Esto es obvio, pero cabe el peligro de pensar que las habilidades de relación se adquieren espontáneamente o que son innatas y poco o nada se puede hacer para mejorarlas.

La capacidad relacional; es la cualidad o talento del que disponen algunas personal para hacer que otros se relacionen fácilmente con ella o entre sí de manera satisfactoria.
La interacción en ocasiones es difícil, y a veces la más ingrata y frustrante. Sin embargo, es la base de la que depende la relación con los demás. El conocimiento propio, el autocontrol, la autonomía personal y la autoestima, son factores clave y que no siempre se entienden correctamente, pero estas diferencias resultan necesarias para una relación constructiva y enriquecedora.